top of page

El Reclutamiento Forzado de Menores se Considera una Forma de Trata de Personas


Empodérame Exige Acción Urgente del Gobierno para Proteger a Niños Víctimas de Trata y Reclutamiento Forzado


El reclutamiento forzado de menores por parte de grupos armados constituye una grave violación de los derechos humanos y se considera una forma de trata de personas.

La Fundación Empodérame, dedicada a la defensa de los derechos humanos y la protección de víctimas de trata, hace un llamado urgente al Gobierno de Colombia para que tome medidas inmediatas y efectivas frente a la alarmante situación de reclutamiento forzado e instrumentalización de niños, niñas y adolescentes por parte de grupos armados en el país. Esta solicitud se refuerza tras la reciente Resolución 34/2024 emitida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ordena la adopción de medidas cautelares para proteger a las familias Chilgueso y Montilla, víctimas de violencia y desplazamiento forzado.


Alarma ante el reclutamiento de menores para conflictos armados


La situación en el Departamento del Cauca es particularmente grave, con menores indígenas siendo reclutados forzosamente por grupos armados como la columna “Dagoberto Ramos” del Estado Mayor Central (EMC) de las FARC. Sonia Chilgueso Dagua, madre indígena del Resguardo de La Cilia, Miranda, Cauca, ha vivido en carne propia esta tragedia con el secuestro de sus hijos V.C.D. y V.M.C.D. por parte de estos grupos. La CIDH ha reconocido la urgencia y gravedad de estos casos, ordenando al Estado colombiano a proteger los derechos a la vida y la integridad personal de estas familias.


La Fundación Empodérame destaca que, a pesar de los Acuerdos de Paz de 2016, la violencia y el reclutamiento forzado persisten en muchas regiones del país. Excombatientes, mandos medios de las extintas FARC y otros grupos armados continúan operando y aterrorizando a comunidades vulnerables. La inacción del gobierno en brindar seguridad y protección adecuada ha dejado a muchas familias en un estado de indefensión.


Exigimos al gobierno:


  1. Protección efectiva: Implementar medidas de protección culturalmente adecuadas para las familias afectadas, en particular para los niños y adolescentes que han sido víctimas de reclutamiento forzado.

  2. Investigación y justicia: Llevar a cabo investigaciones exhaustivas y efectivas sobre los hechos denunciados, asegurando que se haga justicia y se eviten futuras violaciones.

  3. Apoyo integral: Proveer asistencia psicológica, médica y material a las víctimas y sus familias, garantizando su seguridad y bienestar.

El reclutamiento forzado como forma de trata de personas


El reclutamiento forzado de menores por parte de grupos armados constituye una grave violación de los derechos humanos y se considera una forma de trata de personas. Según el Protocolo de Palermo, la trata de personas incluye la captación, el transporte, la transferencia, la acogida o la recepción de personas, mediante la amenaza o el uso de la fuerza u otras formas de coacción, con fines de explotación. En el caso del reclutamiento forzado, los menores son explotados para participar en actividades delictivas y bélicas, lo cual compromete su integridad física y psicológica, y les priva de su infancia y su derecho a un desarrollo sano y seguro.


Desde la Fundación Empodérame, creemos en un futuro donde cada niño, niña y adolescente pueda vivir libre de miedo y explotación. Nuestro trabajo diario está orientado a brindar apoyo integral a las víctimas y a trabajar por sus derechos. Hacemos un llamado al gobierno, a las instituciones y a la sociedad en general para que se unan a nosotros en esta causa. Juntos, podemos construir un mundo más justo y seguro, donde los seres humanos no sean comprados, vendidos ni explotados. La esperanza y la acción son nuestras mejores herramientas para lograr el cambio.



 

21 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page