top of page

"Concentrémonos en lo importante que son las víctimas de trata"



Uno de los grandes problemas que tiene la humanidad para combatir la trata de personas y Colombia no está exento de esto, es la naturalización de la explotación sexual, entendiendo que las personas en víctimas del delito de trata de personas, con fines de explotación sexual para la prostitución ajena no son criminales y deben ser considerados como sujetos de especial protección, tampoco existe un derecho sobre la compra de cuerpos ajenos.

 

La prostitución y la trata de personas -no son lo mismo- se repite en oficinas públicas, pero la una si está estrechamente ligada a la otra. El mercado es el mismo, los clientes son los mismos, las víctimas sufren lo mismo,  el “objeto” transaccional es el mismo: el ser humano.

 

El problema para combatir la trata de personas es la normalización de la prostitución como trabajo, modelo que no ha funcionado en Alemania a pesar de tener un robusto estado y finanzas. Es claro por ejemplo el dictamen de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE de 2022 llamado “Opinion on Acts of Germany on Prostitution and Trafficking in Human Being” (Dictamen sobre leyes de Alemania relativas a la prostitución y la trata de seres humanos)  que muestra como la legislación que consideró la prostitución como un trabajo no ha brindado protección a las personas que lo ejercen y tampoco disminuyó o las protegió de las violencias como la trata de personas y el homicidio.

8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page