top of page

La Fundación Empodérame Lucha por un Futuro Seguro para Niñas y Jóvenes Sobrevivientes en Colombia

La realidad que enfrentan distintos territorios del país es desconcertante debido al desamparo en el que se encuentran los niños, niñas y adolescentes. Los hechos y las cifras en aumento de casos, en su mayoría relacionados con la violencia y el maltrato desde el seno familiar, han despertado un llamado a la acción entre todos los actores sociales de la sociedad colombiana, según se menciona en las líneas de La Opinión (2024).



Desde la Fundación Empodérame, seguimos trabajando incansablemente para transformar vidas y construir entornos protectores, más justos y equitativos para todos. Destacamos el proyecto "Jovencitas a lo Bien", un proyecto llevado a cabo en la sede Juana Béjar en la ciudad de Cúcuta, donde trabajamos con niñas, adolescentes y mujeres jóvenes que, desde temprana edad, han enfrentado diversas formas de violencia, lo que ha tenido un impacto significativo en su salud mental y bienestar. Estas experiencias traumáticas se reflejan en la afectación de su autoestima, comportamiento, identidad y relaciones interpersonales. Además, muchas de ellas luchan contra trastornos alimenticios, ansiedad y depresión, incluso a una edad temprana. Sus hábitos de sueño y alimentación suelen ser desordenados debido a la falta de metas a largo plazo y proyecciones claras en sus vidas.


Una realidad aún más compleja es que estas niñas y jóvenes continúan enfrentando estas violencias, ya que viven en zonas de alto riesgo donde la normalización de estas situaciones es común en su cultura. Según Patricia Ríos, secretaria de Equidad de Género de Cúcuta, “hasta enero de 2024, se habían emitido 3.300 medidas de protección por parte de las Comisarías de Familia en la capital de Norte de Santander. Alarmantemente, el 40% de estos casos corresponden a violencia contra mujeres migrantes, lo que representa a 1.320 mujeres que han alzado su voz para dar a conocer su realidad.”


Ante esta situación, es imperativo generar políticas públicas que integren a estas mujeres en los programas, planes e inversiones de la ciudad. En la Fundación Empodérame, llevamos a cabo acciones concretas para ayudar a estas niñas y jóvenes a superar las situaciones traumáticas que han vivido. Se les brinda atención y orientación psicosocial integral, atención psicológica y trabajo social. Además, a través de talleres psicosociales como el enfoque de "Reconocer para Seguir", las empoderamos para que reconozcan su condición de víctimas, gestionen sus emociones, promuevan vínculos familiares positivos, y fortalezcan su conocimiento sobre feminismo y derechos humanos.


Sin embargo, consideramos necesario un mayor apoyo por parte del Estado, mediante campañas de sensibilización que inviten a la comunidad a rechazar la violencia y a denunciarla oportunamente, además de albergues u hogares de paso que garanticen la seguridad a las víctimas, ya que algunas aún continúan viviendo con sus victimarios debido a falta de redes de apoyo y oportunidades laborales que apoyen su autonomía. Asimismo, se considera importante crear proyectos económicos donde puedan brindarles una oportunidad de empleo o emprendimiento para que puedan salir adelante y no deban depender económicamente de sus victimarios. Los casos de violencia continúan en aumento y la infancia se encuentra desprotegida. Es fundamental un compromiso conjunto entre distintas organizaciones y entes gubernamentales para garantizar un futuro seguro y digno para todas las niñas y jóvenes de nuestra sociedad.

11 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page