top of page

Frontera, mujeres y niñas se empoderan con esfuerzo y amor.

Claudia Yurley Quintero Rolón





El trabajo con las niñas y mujeres en la frontera permitió evidenciar e identificar varias problemáticas y realidades en contraste con su situación actual en el territorio, las conclusiones y observaciones realizadas se plasmarán a lo largo del documento de acuerdo a las necesidad es detectadas y lo trabajado con la población.


La Universidad Católica Andrés Bello indicó en un informe que “En el Norte de Santander se determinó que el 90% de las Mujeres en prostitución de nacionalidad venezolana. También se cuenta con registro de hombres de nacionalidad colombiana que ofrecen ayuda a mujeres venezolanas con niños (as) a cambio de situaciones que implican servidumbre doméstica y esclavitud sexual. Por su parte, en la región del Catatumbo se pudo constatar la existencia de prácticas de explotación sexual y sometimiento de niños y adolescentes venezolanos no escolarizados a situaciones similares a la esclavitud”.


“Hay niñas que han sido encerradas en casas de pueblos más pequeños con una proxeneta cobrando y los explotadores entrando. Yo creo que por eso tienen tanto daño, no solamente emocional, sino todas las afectaciones mentales, porque un cuerpo tan chiquito no puede aguantar tanto. Por eso para mí son doblemente valientes, porque soportan todo ese doble impacto de la migración, de dejar su casa, su familia, su escuela, su colegio, pero también todo el impacto de la violencia sexual y de sentirse tan vulnerables y aquí, en un lugar que ni siquiera es su territorio y su país” Lideresa Mayerly Vergara


Corporación Mujer Denuncia Y muévete:

Directora: Alejandra Vera:

Abogada, Feminista y Abolicionista, defensora de los derechos humanos de las mujeres, candidata a la maestría en familia por la Universidad Simón Bolívar.

Fundadora y directora ejecutiva de la Corporación Mujer, Denuncia y Muévete, Coordinadora departamental de la Red de Mujeres, Víctimas y Profesionales, experta en derechos sexuales y reproductivos, consultora en violencia basada en género (VBG) y Fundación Oriéntame Colombia.


Situación en salud sexual y reproductiva.


Inicialmente, es importante mencionar que las mujeres y niñas con quienes se trabajó en la intervención, están sufriendo violencias y violación a sus derechos sexuales y reproductivos, que desemboca posteriormente, en problemas y afectaciones en su salud.


Derechos como la ausencia de toda clase de violencia, coacción o abuso, poder escoger compañeros o compañeras sexuales y decidir si desean tener relaciones sexuales, están claramente trasgredidos en sus vivencias relacionadas con la explotación sexual en la prostitución.









Ilustración 1 Fundación Plan


De igual manera, el acceso a servicios de salud sexual que permitan prevenir y atender dolencias y afecciones, está mediado por el cubrimiento que hacen organizaciones de cooperación internacional o privadas en el territorio, lo cual es insuficiente, además de la casi nula intervención y acción del gobierno colombiano en estas medidas de garantía en salud para población migrante y/o retornada; razón por la cual, las mujeres muestran afectaciones de tipo física y altos riesgos de enfermedades e infecciones de tipo sexual.


En cuanto a los derechos reproductivos, también se ven afectados por las mismas razones, derechos como prevención de embarazos e infecciones de transmisión sexual, acceso a métodos de planificación familiar, el acceso al aborto, son aquellos que se evidencian en mayor índice de vulneración.


Situación en necesidades básicas y nutrición.


Vídeo: Los fuertes testimonios de niñas que se prostituyen por hambre en la frontera con Venezuela






En cuanto a necesidades básicas de las mujeres, se observa que todas presentan condiciones de vulnerabilidad en este sentido. Habitan espacios pequeños con cantidad de personas que terminan estando en situación de hacinamiento. El saneamiento básico está parcialmente cubierto, teniendo en cuenta que algunas de las mujeres habitan barrios o vecindarios que son considerados “invasiones”.


Así mismo, en general, las mujeres y sus hijos e hijas tienen poco acceso a alimentación y elementos básicos, dado el poco acceso a recursos económicos al que están expuestas, esto, por supuesto, genera afectaciones más graves y profundas a nivel de procesos de nutrición y salud física..


Situación de violencia.

Las mujeres con quienes se trabajó en la ciudad de Cúcuta, manifestaron en su totalidad haber sufrido diferentes tipos y formas de violencia a lo largo de su vida. La constante ha sido violencia sexual en diferentes etapas vitales y violencia en el entorno familiar y de pareja, que incluyen violencia física, psicológica, verbal, económica, patrimonial y sexual.


Es una situación especialmente preocupante, puesto que, según los análisis desde los derechos humanos, por ejemplo, se evidencia una continua y sistemática violación de estos en los diferentes entornos y contextos, y por supuesto, se convierte en el desarrollo de factores de riesgo que se suman a los diferentes contextos en que las mujeres se desarrollaron y crecieron, que incluyen contextos con alta desigualdad social y naturalización de las violencias contra las mujeres.


Situación en salud mental.

Durante los espacios trabajados con las mujeres y según las actividades realizadas, se logra identificar varias de las afectaciones en salud mental que tienen y están sufriendo las mujeres. Inicialmente, existe un total desconocimiento sobre lo que es salud mental y los procesos, emociones y sentimientos que allí intervienen, así como la imposibilidad de identificar y gestionar los mismos a nivel personal, interpersonal, familiar y en sus vidas en general.


Lo visto en ellas en este punto, es el reflejo de un continuum de violencias que han sufrido por ser mujeres, es el reflejo de una sistematicidad de violencia sexual que continúan, en la actualidad, viviendo dada su situación migratoria y de condiciones de vulnerabilidad aumentadas por el contexto socioeconómico, cultural y patriarcal no solo de la ciudad cucuteña y de Colombia, sino de la sociedad en general.


Esto muestra una latente necesidad de generar espacios de abordaje psicosocial que permita a las mujeres desarrollar herramientas de afrontamiento, de gestión emocional y sobre todo, de herramientas que les permita recuperar su sentido de seres humanas, que se ha visto afectado en razón al ciclo de violencia continua al que están y han estado expuestas.


Apoyos entregados:

  1. Camisetas con mensajes de motivación para niñas

  2. Zapatos y Pantuflas

  3. Vestidos

  4. Conjuntos

  5. Pijamas

  6. Ropa de Cama

  7. Toallas

  8. Materiales para emprendimiento de tejidos

  9. Máquina de Coser

  10. Almuerzo de trabajo

  11. Transporte de mercancías

  12. Visita de acompañamiento (tiquetes y hospedaje)

  13. Taller de prevención

  14. Apoyos a gestantes

  15. Libros “Sobreviviente”

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page