top of page

¿Cómo estamos las mujeres con la implementación del acuerdo de paz?

Por: Brenda Villota Méndez

A cinco años de un sueño cumplido a medias conmemoramos la firma del proceso de paz con gran preocupación al ver lo lento que avanza, tal vez por la poca disposición que el gobierno de turno parece tener frente al cumplimiento de lo estipulado en la Habana, lugar en el cual se dió este gran paso y en el que se congregaron los diferentes grupos involucrados en este momento de la historia colombiana. Uno de estos fue el de las mujeres víctimas, quienes lograron darle un enfoque de género a la implementación de dichos acuerdos y entre las cuales se encontraba nuestra compañera Claudia Yurley Quintero.


Con el fin de rememorar esta fecha La Federación Democrática Internacional de Mujeres lanza el quinto informe de seguimiento al enfoque de género en la implementación del acuerdo de paz en Colombia, este se divide en puntos claves como la reforma rural integral, participación política, fin del conflicto, entre otros. Al leer el documento nos encontramos con cifras para nada alentadoras, queda en evidencia la lentitud de las entidades gubernamentales a la hora de aplicarlo, de tal manera que a la fecha no se han alcanzado los porcentajes esperados para cumplir con los plazos establecidos.


No se observan garantías en la reforma rural, debido a la falta de especificidad en la distribución de tierras, hasta la fecha mencionan un avance del 50% en el que solo figura una mujer, sin embargo, hay mucha información que queda sin mencionar, como por ejemplo, la cantidad completa de beneficiarios, la zona en la que fueron entregadas, las condiciones o la cantidad de solicitudes. Esta oscuridad burocrática genera mucha desconfianza en las instituciones encargadas del cumplimiento de los acuerdos. Por otra parte, la inconsistencia en la información es la principal dificultad en la formalización de tierras.


Un caso similar ocurre frente a la protección de la vida de las lideresas y excombatientes en territorios, presentándose un aumento en las amenazas, desaparición, atentados y asesinatos frente al año pasado. Pasando de 57 casos entre el periodo marzo-octubre de 2020 a 81 casos en el mismo periodo del presente año. Estos casos son en su mayoría perpetrados por grupos fuera de la ley que se disputan el control de las zonas. Este mismo factor es el responsable de los casos de desplazamiento forzado que se han visto en el último año. De tal manera queda evidenciada la falta de presencia gubernamental en los territorios.


La pandemia es otro agente que ha ralentizado el proceso de implementación y recrudecido la violencia hacia las mujeres, con el aumento de la pobreza, el trabajo de cuidado, las agresiones físicas y los feminicidios.


Desde la fundación Empodérame instamos al gobierno nacional a dejar de ver el cumplimiento de los acuerdos de paz como un favor, y a comenzar a verlo como la respuesta a una deuda histórica con las víctimas del conflicto armado. Por nuestra parte, seguiremos comprometidas con nuestro trabajo frente a la construcción de paz desde la lucha por los derechos de las mujeres.


Fuentes:

Federación Democrática Internacional de Mujeres, (2021). Quinto informe de seguimiento al enfoque de género en la implementación del Acuerdo Final.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page