Autogestión de un espacio seguro para mujeres en Cartagena.


Las mujeres sobrevivientes de Cartagena y un nuevo modelo de autogestión de la casa Refugio Empodérame.

Cartagena julio de 2022.

En su reciente intervención y trabajo de campo en la ciudad heroica, la Gerente de la Fundación Empodérame Claudia Yurley Quintero, estuvo trabajando con el equipo en territorio compuesto por 30 mujeres sobrevivientes de explotación sexual y violencia; a las que les brindó un taller intensivo de interrelación y trabajo en equipo.

De ese mismo proceso surgieron los grupos de apoyo, destacándose en equipo base el compromiso y dedicación de las mujeres para lograr el embellecimiento y adecuación de las instalaciones del espacio seguro de mujeres “Casa Refugio”. El valiente equipo liderado por la superviviente Berena Suarez como Coordinadora, está acompañada de otras 10 mujeres que hacen parte de la Fundación Empodérame para todas las actividades que se desarrollaran en la casa refugio. Llevan a cabo una admirable autogestión dónde la economía solidaria, el cooperativismo y la cooperación son las claves del funcionamiento del espacio. La sostenibilidad y su sostenimiento, depende del trabajo mancomunado entre las supervivientes líderes, las beneficiarias y los cooperantes y aliados.

Entre la programación alcanzada durante estos días de intenso trabajo en Cartagena, se destacan:

- Los grupos devocionales

- El comedor de mujeres y sus hijos (entregan 40 almuerzos diarios)

- Equipo de embellecimiento del espacio seguro

- Y los procesos de formación productiva

Para el desarrollo de estas actividades, se estableció un horario fijo para toda la semana, con mujeres responsables, según su disponibilidad y voluntariedad. Destacándose las mujeres que estarán a cargo de la cocina, pues gracias a su compromiso la seguridad alimentaria que se presta a las mujeres con el comedor, estará habilitado de lunes a sábado; ofreciendo así un mínimo de 40 almuerzos diarios.

La casa refugio de Cartagena, tiene muchas adecuaciones pendientes: como son el tema de la electricidad, las baterías sanitarias, el techo y problemas en sus rejas de seguridad y ventanas. Para lo que ya se han iniciado algunos arreglos, como lo fue el tema de las rejas de seguridad y unas ventanas.

Estos averíos de la casa empodérame, no han obstáculo para que las mujeres sigan sus procesos de empoderamiento y formación; pues su resiliencia, compañerismo y las propias historias de vida de estas mujeres; ya por si la hacen todas unas guerreras.

Gracias a un proyecto especial de la organización Atlas Free, se avanzan en las adecuaciones de la casa y en consolidar todos los proyectos del grupo de mujeres.



La autogestión, el trabajo en equipo entre las sobrevivientes, la formación en Derechos Humanos y empoderamiento político, junto al acompañamiento espiritual de las Hermanas del Buen Pastor; será un modelo piloto en la primera y única casa refugio para mujeres sobreviviente de explotación sexual en la ciudad de Cartagena.









57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo